Internet de las Cosas: Definición, funcionamiento, 6 beneficios y ejemplos

Internet de las Cosas

Desde hace casi una década hemos escuchado hablar del Internet de las Cosas (Internet of Things o IoT, por su significado en inglés), pero ¿Qué significa esto? El Internet de las Cosas es un concepto algo abstracto que en su nombre ilustra perfectamente la idea que trata de representar: cosas cotidianas que se conectan a internet. Aunque en realidad, significa mucho más que eso.

Los fundamentos en que esto se basa, no son concepciones totalmente nuevas. Desde hace un poco más de tres décadas la ciencia y la tecnología vienen trabajando con la idea de hacer algo más interactivos los objetos de uso cotidiano. Es decir, que el Internet llegue a todos lados. No solamente a los teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras, televisores o consolas de videojuegos, sino a otro tipo de objetos.

Esto no se limitaría solamente a electrodomésticos como lavadoras, hornos o frigoríficos con conexión a Internet. Hablamos de lo que en el pasado se concibió como el hogar inteligente o la casa del mañana.

El Internet de las Cosas hace que objetos que antiguamente se conectaban a través de circuitos cerrados, se potencien, como por ejemplo los comunicadores, las cámaras y sensores, entre otros y permite que se comuniquen de forma global por medio del uso de la conexión de Internet.

¿Qué es Internet de las cosas (IoT)?

El Internet de las cosas, es esencialmente un ecosistema de dispositivos físicos, vehículos, electrodomésticos y otras cosas que tienen la capacidad de conectarse, recopilar e intercambiar datos a través de una red cableada e inalámbrica. Al permitir la integración y el intercambio de datos entre los dispositivos físicos y la computadora, esta nueva ola de tecnología se enfoca en hacer la vida humana más simplificada y cómoda con la combinación correcta de eficiencia y productividad.

Para ser más específico, aprovechando las tecnologías de vanguardia como el aprendizaje automático, la comunicación de máquina a máquina (M2M) y la inteligencia artificial (IA), IoT tiene como objetivo extender la conectividad más allá de los dispositivos físicos estándar compatibles con Internet (teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras de escritorio, y computadoras portátiles) a un amplio espectro de dispositivos físicos y objetos cotidianos no habilitados para Internet, como cafeteras, lavadoras, cerraduras de puertas, etc., para que pueda monitorearlos y controlarlos de forma remota con la ayuda de un dispositivo móvil o tableta .




¿Cómo funciona el Internet de las Cosas?

Dado que el mecanismo de los dispositivos de IoT es muy técnico, para muchos es bastante confuso cómo funciona realmente un sistema de IoT. Bueno, al igual que cualquier otro sistema tiene componentes predefinidos para que funcione, el Internet de las cosas tiene los suyos propios. Un sistema completo de IoT se compone de cuatro componentes distintos que trabajan juntos para ofrecer el resultado deseado. Veamos cada componente y entendamos qué hace.

1. Sensores / Dispositivos

En primer lugar, los sensores o dispositivos muy diminutos, recopilan datos del entorno circundante. Los datos recopilados pueden ser tan simples como una ubicación geográfica o tan complejos como los elementos básicos de salud de un paciente.

Para captar los cambios más sensibles en los datos, se pueden agrupar varios sensores para formar parte de un dispositivo que es capaz de hacer más que detectar cosas. Por ejemplo, el teléfono móvil es un dispositivo con varios sensores incorporados, como GPS, cámara, acelerómetro, sin los cuales el teléfono no podría detectar cosas.

Por lo tanto, ya sea un sensor independiente o un dispositivo con múltiples sensores, el primer paso implica la recopilación de todos los detalles de forma minuciosa del entorno circundante.

2. Conectividad

Una vez que se recopilan los datos, se envían a una infraestructura en la nube, también conocida como plataforma de IoT, con la ayuda de un medio de transmisión. Ahí es donde varias tecnologías de redes inalámbricas y cableadas, como Bluetooth, Wi-Fi, redes celulares, LPWAN, Ethernet, etc., resultan útiles. Si bien cada una de estas opciones de conectividad representa una compensación entre el consumo de energía, el rango de conexión y el ancho de banda, elegir la mejor para transmitir datos a la nube depende únicamente del nivel de complejidad y los requisitos específicos de una aplicación de IoT.

3. Procesamiento de datos

Una vez que los datos llegan a la infraestructura de la nube, se almacenan, analizan y procesan de forma segura utilizando un motor de análisis de Big Data para una mejor toma de decisiones. Este análisis puede ser tan simple como verificar si la lectura de temperatura en un aire acondicionado o calentador está dentro de un rango aceptable, o tan complejo como identificar intrusos en su casa con la ayuda de cámaras de vigilancia. Los datos procesados ​​se utilizan para realizar acciones inteligentes e inmediatas que convierten nuestros dispositivos físicos ordinarios en dispositivos excepcionalmente inteligentes.

4. Interfaz de usuario

El último paso consiste en notificar al usuario final sobre la acción a través de un correo electrónico, mensaje de texto, notificación o sonido de alerta activado en su aplicación de Internet de las cosas. Dependiendo de la complejidad del sistema de IoT, el usuario puede dejar intacta la acción realizada automáticamente, registrarse de manera proactiva en su sistema de Internet de las Cosas o realizar manualmente una acción para que sea contraproducente o afecte al sistema. Por ejemplo, si el usuario detecta algunos cambios en una habitación en particular, puede ajustar de forma remota la temperatura de la habitación a través de una aplicación de IoT instalada en su teléfono.

Internet de las Cosas Sensores

Características del Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas está basado en la conectividad de dispositivos físicos por medio de Internet con el aprovechamiento de otras tecnologías de la información y la comunicación como por ejemplo la inteligencia artificial (IA). Hay 7 características cruciales de IoT:

Conectividad. Esto no necesita mucha más explicación. Con todo lo que sucede en los dispositivos y hardware de IoT, con sensores y otros componentes electrónicos y hardware y sistemas de control conectados, debe haber una conexión entre varios niveles.

Cosas. Todo lo que se pueda etiquetar o conectar como tal, sí está diseñado para tal fin. Desde sensores y electrodomésticos hasta ganado etiquetado. Los dispositivos pueden contener sensores o se pueden conectar materiales de detección de elementos.

Datos. Los datos son el alimento de Internet de las cosas, el primer paso hacia la acción y la inteligencia.

Comunicación. Los dispositivos se conectan para que puedan comunicar datos y estos datos se puedan analizar. La comunicación puede ocurrir en distancias cortas o en un rango largo o muy largo.

Inteligencia. El aspecto de la inteligencia como en las capacidades de detección en los dispositivos de IoT o la inteligencia obtenida de la analítica de big data (también inteligencia artificial).

Acción. La consecuencia de la inteligencia. Esto puede ser una acción manual, una acción basada en debates sobre fenómenos (por ejemplo, en decisiones de fábricas inteligentes ) o una acción automatizada, a menudo la más importante.

Ecosistema. Es el lugar del Internet de las cosas desde una perspectiva de otras tecnologías, comunidades, objetivos y la imagen en la que este encaja. La dimensión de Internet de todo, la dimensión de la plataforma y la necesidad de asociaciones sólidas.




Beneficios de IoT

Si bien el objetivo final de Internet de las cosas es automatizar la vida humana para hacerla más increíblemente eficiente y productiva, existen innumerables beneficios de IoT tanto para las empresas como para los consumidores. A continuación, se mencionan algunos de ellos:

1. Acceso a datos de alta calidad

Todos, especialmente los especialistas en marketing y los empresarios, aman los datos y, con la invención de los dispositivos de IoT, las empresas ahora tienen un mayor acceso a los datos relacionados con sus clientes y productos como nunca antes. Pueden aprovechar esta información operativa en tiempo real para monitorear el comportamiento del consumidor, brindar mejores experiencias al cliente y tomar decisiones comerciales más inteligentes. Técnicamente, cuanta más información tenga, más fácil le resultará tomar la decisión correcta.

2. Mejor seguimiento y gestión

Cualquiera que sea la industria, IoT hace que el seguimiento y la administración sean muy sencillos para las organizaciones. Desde realizar un seguimiento del inventario artículo por artículo hasta monitorear el tráfico vial y las condiciones climáticas y notificar a las autoridades interesadas sobre cualquier comportamiento sospechoso, IoT revoluciona la forma en que actualmente realizamos el seguimiento y la administración de nuestros activos comerciales. De hecho, IoT ya no se trata solo de hogares inteligentes, sino que ahora también se trata de oficinas inteligentes, almacenes inteligentes y cualquier otra cosa inteligente.

3. Utilización eficiente de los recursos

Ya sea en el hogar, la oficina, el hotel o el automóvil, IoT facilita una utilización eficiente de los activos para mejorar la productividad. Aprovechando el poder de la interacción máquina a máquina, un sistema de IoT recopila datos en tiempo real con la ayuda de sensores y actuadores para que pueda utilizarlos más para mejorar la eficiencia del proceso y minimizar la intervención humana. Como ejemplo básico, si alguno de sus electrodomésticos le notifica sobre la finalización de la tarea, no debe preocuparse por el consumo ineficiente de la electricidad.

4. Automatización y control

La automatización es la necesidad del momento y el IoT es famoso por lo mismo. Dado que la mayoría de los dispositivos de IoT están conectados entre sí a través de una infraestructura inalámbrica, pueden operar por sí mismos con poca o ninguna intervención manual. Por ejemplo, los electrodomésticos como el aire acondicionado, las lavadoras, los hornos y los refrigeradores se pueden operar automáticamente e incluso puede monitorearlos y controlarlos de forma remota.

5. Comodidad y conveniencia

Vivimos en un mundo acelerado donde a las personas ocupadas ni siquiera les importan cosas pequeñas como encender / apagar luces y leer medidores de energía, y aquí es donde entra la Internet de las cosas. La interconectividad de dispositivos y la agregación de datos que proporciona permite tener el control total sobre todos los dispositivos que están conectados entre sí a través del sistema IoT. Dado que se puede controlar todos los dispositivos solo a través de un dispositivo centralizado como un teléfono, esto conduce a una mayor conveniencia y comodidad.

6. Ahorra tiempo y dinero

El concepto de IoT gira en torno a hacer más en menos tiempo mediante la automatización de tareas y requiriendo poca o ninguna intervención humana. Al permitir realizar tareas engorrosas más rápido y con una utilización óptima de la energía, IoT no solo ahorra un valioso tiempo, sino también el dinero que tanto cuesta ganar. Por ejemplo, si el electrodoméstico de una cocina tiene la capacidad de apagarse solo después de que se realiza la tarea, esto ahorra el tiempo y los esfuerzos necesarios para apagar manualmente el electrodoméstico, así como los gastos adicionales causados ​​por el uso innecesario de electricidad.

Internet de las Cosas Usos

Casos de uso de Internet de las cosas (IoT)

Si miramos a nuestro alrededor, veremos que existe un número cada vez mayor de dispositivos se vuelven más inteligentes día tras día y no hay industria que haya permanecido al margen del Internet de las cosas. Algunas aplicaciones de IoT en el mundo real actualmente en uso son:

1. Casa inteligente (Smart Home)

Smart Home o Casa Inteligente, es la función asociada de IoT más buscada en Google, es definitivamente el mejor ejemplo de caso de uso de Internet de las Cosas. Con un enfoque en brindar seguridad y conveniencia óptimas, los sistemas y dispositivos domésticos inteligentes están diseñados para ahorrar un valioso tiempo y energía. Podemos controlar todo, desde la iluminación hasta la temperatura de nuestra casa, con solo unos pocos toques en un teléfono inteligente. ¿No es esto realmente genial?

2. Wearables

Si bien los dispositivos portátiles como los relojes inteligentes y las bandas de seguimiento de actividad física ya han inundado el mercado, muchas empresas gigantes como Samsung e Intel ahora están invirtiendo fuertemente en la construcción de dispositivos portátiles con tecnología de Internet de las cosas. Con la ayuda de sensores y software instalados, dichos dispositivos pueden rastrear y monitorear métricas cruciales como frecuencia cardíaca, presión arterial, hábitos alimenticios y de sueño, ingesta calórica, etc., y compartirlos con una aplicación de terceros o un proveedor de servicios de salud.

3. Ciudades inteligentes (Smart Cities)

Muchos países como Corea del Sur, Japón, España y el Reino Unido están tratando de colonizar ciudades inteligentes para brindar a sus ciudadanos un entorno de vida mejor, más seguro y más saludable. Al recopilar los datos de los ciudadanos, los dispositivos y los activos, una ciudad inteligente promete resolver los principales problemas de las personas que viven en una ciudad habitual, como la distribución de agua, la contaminación, la delincuencia, la congestión del tráfico, la gestión de residuos, etc. Para comprender mejor cómo pueden ser las Smart Cities, mira este increíble video.

4. Automoción y transporte

Con el Internet de las cosas, las compañías automotrices como BMW, Ford, Tesla y Volvo esperan mejorar la experiencia en el automóvil. Al estar equipados con tecnologías como sensores, mapas, visión por computadora, sonar e Internet, estos autos no necesitan conductor y pueden funcionar con poca o ninguna asistencia humana. Y, si se combina con Machine Learning, IoT también ayuda en varios aspectos de los sistemas de transporte, como la logística y la gestión de flotas, el control inteligente del tráfico y el estacionamiento inteligente.

5. Atención médica y sanitaria

La industria médica también está aprovechando los dispositivos con tecnología de Internet de las cosas para el monitoreo remoto de la salud y las alertas de emergencia. Con la ayuda de dispositivos sanitarios inteligentes, los médicos pueden controlar de forma remota la salud de los pacientes fuera de los entornos clínicos convencionales y administrar medicamentos sobre la base de los datos recopilados. Así mismo, en caso de emergencia, los médicos pueden estar preparados para la operación, ya que conocen la condición médica del paciente.

6. IoT industrial

El Internet industrial de las cosas (IIoT) es el subconjunto industrial del IoT que aprovecha esta tecnología innovadora para resolver problemas industriales, automatizar procesos y eliminar ineficiencias. Si bien el término IIoT a menudo denota el uso de Internet de las cosas en industrias manufactureras, otras aplicaciones comunes de IIoT incluyen agricultura futurista, aeroespacial y defensa, y gestión de energía.

Internet de las cosas appEjemplos de Internet de las cosas

1.- Amazon Go

Amazon Go es una tienda minorista que facilita a los clientes la compra sin necesidad de pagar. Todo lo que se necesita es iniciar sesión en la aplicación Amazon Go para ingresar a la tienda, luego comprar como lo haríamos normalmente y salir de la tienda. Sin colas y sin pagar. Mira este interesante video .

2.- Nest Learning Thermostat

Nest Learning Thermostat o Termostato inteligente de autoaprendizaje, habilitado para Wi-Fi aprovecha el auto aprendizaje para optimizar automáticamente la calefacción y la refrigeración de nuestro hogar para ahorrar energía. También podemos controlar manualmente la temperatura de nuestro hogar con solo unos pocos toques en el teléfono inteligente o tableta.

3.- Philips Hue

Con Philips Hue, podemos controlar las luces desde nuestra sala de estar hasta el patio trasero. Podemos apagarlos con un solo toque e incluso cambiar su tono para que coincida con nuestro ambiente. Incluso, nuestras luces nos dan una cálida bienvenida cuando llegamos a casa y se apagan automáticamente tan pronto como salimos de ella.

4.- Hero Health

Hero Health es un dispensador de medicamentos inteligente que se usa ampliamente para el tratamiento en el hogar y el cuidado de personas mayores. Este aparato inteligente no solo le permite a su ser querido dispensar dosis con solo presionar un botón, sino que también envía alertas a su teléfono inteligente si omite una dosis.

5.- Blossom

Blossom es un sistema de riego inteligente que utiliza datos y pronósticos meteorológicos en tiempo real para un uso óptimo del agua de un jardín y permite controlar los aspersores de forma remota desde un dispositivo Android o iOS.

Plataformas de Internet de las cosas

Cloud IoT Core de Google: un servicio totalmente administrado que le permite conectar y administrar de forma segura dispositivos IoT a nivel mundial.

Microsoft Azure IoT Hub: una plataforma de nube abierta que facilita que cualquiera pueda conectarse, monitorear y administrar miles de millones de dispositivos IoT.

AWS IoT Core: un servicio de nube administrado por Amazon para proporcionar una comunicación bidireccional segura entre Internet de las cosas y la nube de AWS.

IBM Watson IoT : la plataforma IBM Watson IoT impulsada por IA le permite recopilar datos de dispositivos conectados y realizar análisis en tiempo real para maximizar el potencial de sus dispositivos Internet de las cosas.

Mind Sphere: desarrollado por Siemens, Mind Sphere es una plataforma de nube abierta que le permite liberar todo el potencial de los datos generados por los dispositivos de Internet de las cosas con un análisis de vanguardia.

El auge del Internet de las Cosas se debe a la popularidad de los teléfonos móviles inteligentes y asistentes virtuales, así como a la presencia en el mercado, cada vez mayor, de dispositivos que incorporan dicha tecnología como, electrodomésticos, Smart TV, cámaras de videovigilancia, entre otros.




5 1 votar
Calificación del artículo
Notificar de
guest
0 Comentario
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios