Hosting y Dominio

Hosting y Dominio: Diferencias + 4 tipos DE CADA UNO explicados

Es muy importante comprender muy bien la diferencia existente entre hosting y dominio y, de esta manera, entender su funcionamiento y el de sus partes y la función que cumple cada una

Comparte

CATEGORÍA: DISEÑO WEB

Muchas veces existe la tendencia a confundir los conceptos de hosting y dominio. Especialmente cuando nos estamos iniciando en el mundo de los proyectos web. Generalmente esto sucede porque la gran mayoría del tiempo, se compran juntos. Cuando conseguimos más experiencia en el tema, es cuando aprendemos a adquirirlos por separado.

Es muy normal que las empresas que prestan servicios de alojamiento web o hosting ofrezcan dentro de la mayoría de sus paquetes, un espacio determinado de almacenamiento, un límite de transferencia de datos y un nombre de dominio, para que a los no iniciados en los proyectos web, se les facilite más el trabajo. Ya que, si una persona nunca antes ha creado un sitio web, le puede resultar abrumador tratar de descubrir, en poco tiempo, todos los diferentes elementos involucrados. Sin embargo, no es tan difícil como muchas veces se piensa. 

Para empezar, sólo existen tres componentes principales que se requieren: un hosting, un nombre de dominio y un sitio web. De este último hablaremos en otro artículo.

De cualquier forma, es muy importante comprender muy bien la diferencia existente entre hosting y dominio y, de esta manera, entender su funcionamiento y el de sus partes y la función que cumple cada una. Así pues, vamos a aclarar cuáles son las diferencias entre hosting y dominio, para no cometer errores al momento de contratar el servicio que más nos interesa.

Como analogía se puede decir que el hosting representa a una casa y el dominio vendría a ser la dirección donde se encuentra la misma.

En este artículo, revisaremos la diferencia entre hosting, dominios y se menciona el concepto de sitios web como una pequeña introducción, para saber exactamente qué hacer para que un sitio esté en línea. Se requerirá que trabajemos un poco para determinar qué servicios son los mejores para (y no hay escasez para elegir), pero estas líneas nos ayudarán a dirigirnos en la dirección correcta. Veamos.

«Como analogía se puede decir que el hosting representa a una casa y el dominio vendría a ser la dirección donde se encuentra la misma»

¿Qué es el hosting?

La traducción al español de la palabra hosting es «hospedaje» o lo que es lo mismo «alojamiento». Y si le colocamos como añadidura la palabra «web», determinamos que el hosting, en términos técnicos, significa «alojamiento web» y es el espacio que se necesita para almacenar todos los archivo de nuestro sitio web (documentos HTML, Imágenes, JavaScript, Archivos PDF, Hojas de estilo CSS, entre otros), y que estos se encuentren disponibles las 24 horas del día los 7 días de la semana.

Este servicio de alojamiento web o hosting, es proporcionado por los llamados servidores web, que son una especie de computadoras muy potentes que almacenan y transmiten la información a través de Internet.

Tipos de Hosting

Cada sitio web es completamente diferente, y por ende requieren ser tratadas de forma distinta, es por ello que no todas van a requerir el mismo tipo de servicio de hosting. Por ejemplo una web corporativa de una gran empresa con mucho tráfico va a necesitar más recursos que una pequeña web de una pyme o un blog personal.

Por esta razón la gran mayoría de las empresas de alojamiento web generalmente ofrecen diferentes tipos de servicio de hosting, con más o menos recursos, pero los más comunes son los cuatro tipos que veremos a continuación:

1.- Hosting Compartido

Es el servicio de alojamiento web más común y más básico, sin embargo, es suficiente para muchas webs corporativas, blogs personales o tiendas online que no consumen tantos recursos (tráfico, espacio de almacenamiento, etc.). En este tipo de hosting se comparten, con otros usuarios del servidor, recursos de memoria RAM, uso del procesador o espacio en el disco duro, aunque en cuentas completamente independientes. Es como si en una casa tuviesen una sola computadora y todos los miembros tuviesen su propio inicio de sesión, sin afectar el de los demás.

Servidores de Hosting

2.- Hosting o Servidores VPS

Este es un servicio más avanzado y generalmente se recomienda para proyectos que empiezan a crecer y a obtener una buena cantidad de tráfico, como por ejemplo las tiendas online o negocios de dropshipping.

Un hosting o servidor VPS es un solo servidor web físico que se encuentra dividido en diferentes máquinas virtuales independientes entres si. ¿Qué significa esto? Que al tener nuestra propia máquina, los recursos están garantizados y son exclusivos para un sitio web, proporcionando una mayor flexibilidad e independencia que un hosting compartido.

3.- Cloud Hosting

El llamado Cloud Hosting o Alojamiento en la Nube es un tipo de alojamiento web que se vale de múltiples servidores para funcionar y equilibrar la carga y maximizar el tiempo de actividad (uptime). En lugar de utilizar un solo servidor, el sitio web puede acceder a un conjunto de servidores o «clúster» que utiliza recursos de un grupo centralizado. Esto significa que incluso si un servidor falla, otro se activa para que todo siga funcionando correctamente.

4.- Hosting Dedicado

Esta es la solución más avanzada, potente y costosa de todas ya que, un servidor completo se destina a un único cliente, el cual puede utilizarlo y administrarlo en función de las necesidades concretas de su proyecto.

Aspectos importantes a tener en cuenta al seleccionar el proveedor de hosting

Aquí hay algunas cosas importantes en las que debemos concentrarnos al seleccionar un proveedor de hosting:

Soporte al cliente: El soporte pre / post venta es un factor vital, ya que nos ayuda a crear y mantener nuestro sitio web de manera eficiente.

Precios: debemos verificar los precios y planificar para asegurarnos de que nuestra empresa no tenga que soportar la carga de los enormes costos de alojamiento web.

Ubicación del centro de datos: es otro factor importante. Supongamos que estamos buscando comprar hosting en nuestro país (cualquier país de América Latina, por ejemplo), debemos optar por un proveedor de alojamiento que tenga un centro de datos en los Estados Unidos, Canadá o cualquiera de nuestros países. Sería bastante ilógico contratar un servicio en Europa o Asia.

Reseñas de alojamiento: debemos investigar al proveedor de hosting y verificar las reseñas de varios sitios antes de seleccionar el servicio de alojamiento.

Velocidad: la velocidad es muy importante, especialmente en la etapa inicial del desarrollo de nuestro sitio web. Si nuestro sitio web responde lentamente, podría costarnos miles o quizás millones por potenciales pérdidas. Si deseamos un alojamiento web rápido, debemos seleccionar un servicio que cumpla con los requisitos de Core Web Vitals.

Elegir un servidor web

En internet podemos encontrar miles de proveedores de alojamiento web, pero si queremos adquirir un servicio de hosting de calidad podemos hacer clic en la siguiente imagen. Allí se consiguen todos los tipos de hosting con todas las prestaciones anteriormente descritas y muchas más, muy económicas y la mayoría con dominio gratis:

¿Qué es un dominio?

Un dominio es un nombre único que identifica a un sitio web en Internet para que cualquier usuario acceda a ella. Un dominio está formado por un nombre y una extensión. Por ejemplo el nombre sería «suempresa» y la extensión de dominio «.com», para obtener el dominio «suempresa.com»

¿Cómo funciona un dominio?

Para que un navegador pueda mostrar el contenido que un usuario está solicitando, este requiere de conocer la dirección IP de esa web, es decir, necesita conocer en qué hosting se encuentra la información.

En consecuencia, una dirección IP (Internet Protocol) es la dirección del servidor de alojamiento web. Para hacernos una idea, una IP es un número bastante largo que tiene un formato como este: 124.67.89.34. ¡Que complicado sería tener que recordar esos números cada vez que queramos acceder a una página web! Y son tantas páginas las que a diario visitamos, que sería algo completamente imposible.

Decimos que es imposible por estas dos razones: la primera es bastante obvia, casi nadie podría recordar estos números y la segunda es porque, como se mencionó anteriormente, en un mismo servidor pueden alojarse un buen número de páginas web y todas estas tienen la misma dirección IP. Y aquí es donde entra en la ecuación un nuevo concepto: el DNS (Domain Name System o Sistema de Nombres de Dominio), el cual es el encargado de «apuntar» y relacionar un dominio con una dirección IP y mostrar en el navegador la página web que un usuario está buscando.

Básicamente funciona de la siguiente manera: un usuario escribe el nombre de dominio de un sitio web (www.facebook.com, por ejemplo). El navegador envía la solicitud al servidor DNS y este busca en su base de datos la dirección IP relacionada con ese nombre. Cuando la encuentra este le envía la solicitud al servidor de hosting seleccionado y este último a su vez busca la página web que tenga ese nombre de dominio entre todas las que tiene alojadas en su disco duro. Por último le envía la respuesta al usuario para que él empiece a ver el contenido que solicitó. Todo este proceso ocurre en pocos segundos.

Hosting y Dominio Extensiones

Tipos de Dominio

Existen cuatro tipos distintos de dominios de Internet, que se pueden utilizar para los diferentes proyectos web. Veamos:

1.- Dominios Genéricos de Nivel Superior o gTLD (generic Top-Level Domain)

Este tipo de dominios son los más utilizados a nivel mundial. No se ajustan a ningún país determinado y cuando aparecieron su terminación definía el concepto para el cual era utilizado:

  • .com = Sitio comercial
  • .net = Empresa de servicios de Internet
  • .org = Organización sin fines de lucro
  • .info = Sitio informativo
  • .biz = Sitio de negocios

Aunque hoy día esto no se cumple completamente, solo en los llamados sitios patrocinados (.gov o .edu) los cuales sí deben ser para páginas web especializadas de gobierno o educativas.

Anteriormente existían solamente esas siete extensiones de gTLD, pero a partir de 2014 se han creado más de 1.200 gTLD nuevos, algunos muy específicos para el nicho que representa el sitio web como .auto, .hotel, .bar o .viajes y otros más genéricos como los .site, .online, .xyz o .top, entre otros y todos cumplen la misma función como los típicos .com.

«Un dominio es un nombre único que identifica a un sitio web en Internet para que cualquier usuario acceda a ella.»

2.- Dominios de nivel superior geográfico (ccTLD o Country Code Top Level)

Los dominios de nivel superior geográfico (ccTLD o Country Code Top Level Domains) son aquellos que usan las marcas, organizaciones o corporaciones establecidas, así como gobiernos que representan al país donde se encuentran, por citar algunos:

  • .ar (Argentina)
  • .ve (Venezuela)
  • .es (España)
  • .uy (Uruguay)
  • .cl (Chile)
  • .mx (México)
  • .us (Estados Unidos)

3.- Dominios de Tercer Nivel

Los dominios de tercer nivel son el resultado de combinar un dominio genérico (gTLD) y un dominio geográfico (ccTLD); los alcances del dominio genérico va a ser limitado por el dominio territorial. Por ejemplo, .com.ve y .com.uy son dominios de tercer nivel de tipo comercial para Venezuela y Uruguay respectivamente

Estos son algunos ejemplos de dominios de tercer nivel:

  • .com.mx
  • .net.uy
  • .gov.ve
  • .edu.ar
  • .info.co

En algunos países las extensiones .gov, .edu y .org son gratuitas o tienen un precio preferencial dependiendo del uso que se les va a dar.

4.- Subdominios

El subdominio es un derivado del dominio principal que se forma añadiendo a su izquierda una o varias palabras separadas por un punto, dando acceso a una determinada sección del Sitio Web, que puede ser, de alguna forma, independiente del mismo.

Un subdominio se puede utilizar con varios fines:

  • Acceso a la administración del Sitio. Este es el uso más común, un ejemplo sería: https://administración.suempresa.com.
  • Dar acceso a una sección en particular del sitio web. Por ejemplo: https://escuela.suempresa.com

Clasificar la información por productos o servicios, ubicación geográfica o por idioma, por ejemplo: https://es.wikipedia.org (Wikipedia en español); https://pt.wikipedia.org (Wikipedia en portugués).

Cosas importantes para recordar al elegir un nombre de dominio para nuestro sitio web

Aquí hay algunas cosas importantes que debemos recordar al seleccionar un nombre de dominio para nuestro sitio web:

  • Evaluar el propósito del sitio web. Por ejemplo, si deseamos crear un sitio web para nuestra empresa, para uso personal o crear un sitio web para una organización.
  • Debemos asegurarnos de que el nombre de dominio de nuestro sitio web sea único y aún no esté registrado.
  • El nombre de dominio debe ser fácil de recordar y no demasiado extenso.
  • No debemos comprar nombres de dominio que sean similares a sitios existentes o lo que llamamos nombres de dominio de marca registrada.
  • Tenemos que evitar incluir números en los nombres de dominio.
  • Registrar un nombre de dominio no significa que lo poseamos para siempre; necesita renovarse todos los años. Para facilitar esto, podemos registrar un dominio por adelantado durante un máximo de 10 años antes de tener que renovarlo nuevamente.
  • Una vez que un nombre de dominio vence, puede ser difícil recuperar su propiedad. A veces, esto ni siquiera será posible (por ejemplo, si alguien más ya lo ha comprado y no quiere venderlo).
  • Si un dominio vence y deseamos volver a registrarlo en el futuro, no se da preferencia a los propietarios anteriores del dominio.
  • El registro que posee el dominio de nivel superior que está utilizando para nuestro nombre de dominio puede tener sus propias reglas de registro (por ejemplo, ubicación, tema del sitio web o profesión).

Dónde comprar un nombre de dominio

Al igual que con el hosting, existen muchos proveedores de nombres de dominio, los cuales nos pueden ofrecer diferentes ofertas, prestaciones y servicios post venta. En Código Hexadecimal recomendamos Namecheap, en donde encontrarás dominios por US$0,99 por un año. Haciendo clic en la siguiente imagen, iremos a su página.

Hosting y Dominio Extensiones GTLD

¿Cómo funcionan juntos un dominio y un alojamiento web para crear un sitio web?

El dominio y el alojamiento web funcionan de la mano. Como dijimos antes a manera de ejemplo, imaginemos que nuestra dirección IP y el nombre de dominio actúan como la dirección de una casa, y el alojamiento web es la casa real. Sin alojamiento web, nuestro sitio web no puede existir en Internet. 

¿Cómo se relacionan conjuntamente un nombre de dominio y un hosting?

Los nombres de dominio y el hosting son dos servicios diferentes. Sin embargo, trabajan juntos para crear un sitio web. Como se mencionó anteriormente, un sistema de nombres de dominio (DNS) es similar a una libreta de direcciones masiva, que se actualiza constantemente y contiene información sobre varios nombres de dominio asignados a diferentes entidades.

Hay una dirección del servicio de alojamiento web detrás de cada nombre de dominio para almacenar los archivos del sitio web. Sin nombres de dominio, la gente no podría encontrar nuestro sitio web y sin hosting, no podríamos crear un sitio web.

¿Debería utilizar la misma empresa para el registro y alojamiento de su dominio?

Como mencionamos anteriormente, si estamos empezando en los proyectos web, la mayoría de las veces podemos usar la misma plataforma para alojar nuestro sitio y registrar nuestro dominio. De hecho, esto suele ser lo más inteligente porque:

Facilita el trabajo. Si utilizamos diferentes plataformas para estas dos tareas, debemos alternar entre ellas para realizar cambios. Esta es una molestia pequeña, pero que causa frustración con el tiempo.

Podemos centralizar los gastos. Tanto alojar un sitio como mantener un registro de dominio cuestan dinero, y tener la misma plataforma hace que sea más conveniente administrar ambos.

A menudo, es más sencillo vincular dominios y sitios web en la misma plataforma. Vincular un dominio a un sitio en una plataforma diferente puede ser un poco complicado si estamos iniciando. Sin embargo, si obtenemos ambos servicios del mismo proveedor, el proceso tiende a ser mucho más sencillo.

La principal desventaja potencial de usar la misma plataforma para registrar nuestro dominio y alojar nuestro sitio web es que es más vulnerable en el caso de una brecha de seguridad. Esto se puede evitar eligiendo un proveedor con un historial tanto de calidad como de seguridad, que pueda manejar el alojamiento y el registro de dominio con facilidad.

¿Qué es un sitio web?

Un sitio web es una página o una serie de páginas relacionadas que se cargan después de ingresar un nombre de dominio en un navegador de Internet. Es el medio con el que nuestra audiencia conocerá nuestro contenido, productos y servicios en línea. El ejemplo más relevante sería este artículo, que es una página del sitio web de Código Hexadecimal

Conclusión

Como hemos visto, el hosting y dominio son dos servicios completamente diferentes. Sin embargo uno depende del otro. No podemos tener un hosting sin su dominio y si tenemos un nombre de dominio pero no tenemos hosting, simplemente al escribir la dirección en el navegador nos arrojará un error. Así que ambos deben trabajar juntos si queremos que nuestro sitio web esté disponible en Internet las 24 horas del día los 365 días del año.

Mientras que el hosting es el espacio de almacenamiento que necesitamos para guardar toda la información de nuestra web, un dominio es simplemente la dirección de la web en Internet.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *